En la ca-lle-lle…

Se acerca la primavera y con ella empieza a apetecer estar afuera. Con el buen tiempo los alumnos, bueno y cualquiera en realidad, empiezan a estar más inquietos. Se dice que la primavera altera y esto los profesores lo sabemos bien. Algunos de los más pequeños en 3 años de infantil empiezan a no dormir su siesta y alumnos de cualquier edad empiezan a “subirse por las paredes” en las horas de por la tarde. Ya ni os cuento cómo estarán cuando empieza a hacer ese calor insoportable en aulas que no están acondicionadas para ello.

Es justo en esta época cuando nació esto que llamo Flipped Playground, cuando empecé a salir del aula en búsqueda de algún rincón más fresco y espacio para que los alumnos se pudiesen mover y desfogarse a la vez de realizar actividades de aprendizaje. Hoy os traigo algunas ideas para las clases de idiomas, mi experiencia siendo de lengua extranjera pero lengua castellana me vale también. Son actividades quizás más enfocadas a educación infantil y primaria pero siempre hay margen para adaptarlas a otras etapas.

Me apuesto que todos tenéis algún recuerdo de su infancia de los juegos tradicionales de las palmas. Y si no se acuerdan, lo más probable es que han visto a niños jugando a estos juegos bien en el patio o en los parques. Aquí tienen un vídeo del juego citado en el título de este artículo:

Me llama la atención cómo los niños aprenden y memorizan estos juegos con tanta facilidad. Dominan los movimientos y las canciones en poco tiempo y si nos fijamos, aporta muchas cosas a nivel cognitivo: memorizan el discurso, lo cantan con cierto ritmo que acompaña a su vez ciertos movimientos, memorizan esos movimientos y todo esto lo hacen a la vez con otro ser humano encontrando una armonía con esa persona y desarrollando habilidades socio-emocionales. El juegecillo que a simple vista parece una tontería resulta ser muy enriquecedor para el desarrollo cognitivo de los niños. Yo lo que voy a proponer es aprovechar estos juegos para abrir la puerta a todo tipo de conocimientos lingüísticos además de introducir cambios de rutina en el día a día que potencia el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Lo que no vengo a proponer es que, de ninguna manera, se adopte una postura de jugar y jugar en todas las clases. No propongo hacer estas actividades de manera rutinaria sino jugar con la espontaneidad para precisamente romper con la rutina escolar . A estas alturas del curso, ya no solo por las condiciones atmosféricas sino por el acúmulo de horas también, los alumnos (y los profesores) están hartos de estar en las aulas. Saliendo del aula y aprovechando los espacios cambiamos el panorama lo cual activa a los integrantes, tanto alumnos como los profesores mismos, generando un escenario en el que estamos más atentos, con mayor interés y en general más motivados. Y no hace falta estar en el patio, aunque para mi gusto es el mejor de las opciones. Pero si no hace un tiempo como para estar al aire libre pues podemos irnos al gimnasio si estuviera libre, la biblioteca, los pasillos o cualquier espacio así más abierto en el que nos podamos movernos cómodamente. Veréis en el siguiente vídeo que las actividades que pude grabar tuvieron lugar en el interior, no en el exterior, porque hacía un frío del copón y estar al aire libre hubiera sido contraproductivo.

Y como señalaba antes, es interesante hacer esto como mucho un día, o una tarde, a la semana y con esta sesión simplemente enganchar al alumnado. Luego cuando volvemos a clase y pedimos a los alumnos que hagan ejercicios más académicos como análisis gramatical o lo que fuera, la recepción de los mismos es mucho más llevadero. El haber tenido una clase ciertamente liberadora que a su vez conlleva los beneficios anteriormente señalados mejora a su vez el rendimiento en las clases en las aulas. Digamos que el efecto que tiene salir del aula perdura en el tiempo y en los días siguientes, sin salir del aula, el ambiente está más relajado. Además, parte de este planteamiento tiene que ver con aprovechar el lenguaje que contienen estos juegos y que las propias actividades académicas tengan que ver con analizar esos textos y palabras de los juegos realizados. Yo suelo tener los textos impresos, o bien en ficha fotocopiada o bien pido que los alumnos los escriban ellos mismos en un folio, y a partir de ahí trabajar la lecto-escritura, la ortografía, vocabulario, gramática o en realidad cualquier punto del currículum que me interese. Luego, como vieron en el vídeo arriba, he redactado letras, o rimas para los juegos que incluyen aspectos específicos que quiero trabajar con mis alumnos. En el vídeo el foco de la letra era la conjugación de verbos en inglés, en concreto la tercera persona, que es un punto del idioma con el que muchos nativos españoles tienen dificultades. Este ejercicio de inventarse las letras o las rimas es muy divertido, o al menos a mí me lo parece, y no dista mucho de inventarse dictados. De hecho, se podrían hacer dictados partiendo también de los textos de estos juegos.

Por último, quería pedir que reflexionarais sobre la posibilidad de que fueran los mismos alumnos quienes inventasen las letras para las canciones y juegos. Al comenzar la entrada comenté que quizás los planteamientos iban a estar más enfocados a alumnos de primaria e infantil, ya que difícilmente imagino a alumnos de segundo de la ESO jugando a las palmitas. Pero igual los podríamos pedir a esos alumnos que inventasen su propia versión del juego para luego bajar a las clases de los alumnos más pequeños, un poco rollo Big Brother, y enseñarles jugar. ¡Podría ser muy enriquecedor! Y no quiero decir que los más pequeños no sean capaces de inventarse letras igualmente, que seguramente crearían versiones estupendas, sólo quería ofrecer una idea que pudiese incluir a alumnos de secundaria.

Con esto os animo a que le dierais una vuelta a este planteamiento, chorra a simple vista, y que disfrutéis de dar clase en el aire libre. En internet podéis encontrar un montón de ejemplos de estos juegos tradicionales para usar o inspirarse a partir de ellos. Y hasta aquí por hoy, ¡a clase! (pero en el patio)

Michael Thomas Bennett

Marzo, 2019

One response to “En la ca-lle-lle…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s