La rayuela con plantas

Aquí comparto una de las primeras actividades que empecé a realizar en el patio. Como bien indica el nombre, la actividad consiste en jugar a la rayuela, pero con contenidos relacionados con las plantas.

Con esta actividad los alumnos aprenden tanto el ciclo vital de las plantas como el vocabulario específico de las partes de las plantas. Yo doy clase de Science, por lo que mis alumnos juegan y aprenden en inglés, pero estas actividades se pueden adaptar a cualquier idioma. También me gustaría destacar que los contenidos se pueden adaptar a diferentes cursos educativos, simplemente profundizando más o menos con el vocabulario y las estructuras gramaticales.

Objetivos y Competencias

Objetivos:

  • Identificar las fases del ciclo vital de las plantas
  • Reconocer las partes de la planta
  • Continuar el uso cotidiano del segundo idioma (inglés en mi caso)
  • Trabajar la lecto-escritura en el segundo idioma
  • Trabajar el ritmo, el equilibrio y la coordinación
  • Dibujar el esquema del juego
  • Aprender normas y reglas a través del juego y favorecer la diversión para aprender

Competencias:

  • Competencia matemática y competencias básicas en ciencia. Al realizar el esquema del juego en un folio, los alumnos se habitúan con los cuadrados y aprenden a secuenciarlos para dibujar el juego. Al tratar del ciclo vital de las plantas los alumnos profundizan sobre sus conocimientos de ciencias naturales.
  • Competencias sociales y cívicas. Los alumnos deben de respetar las actuaciones de sus compañeros durante el desarrollo del juego.
  • Comunicación lingüística. En todo momento los alumnos están expuestos a las producciones orales de sus compañeros además de reproducir el vocabulario específico en su turno. En la realización del mapa conceptual profundizan con descripciones más extensas del contenido curricular además de trabajar la escritura.
  • Aprender a aprender. Al ser una adaptación de un juego tradicional, los alumnos reciben un modelo de creatividad y de innovación, un modelo que les puede servir en un futuro para adaptar los juegos por su propia iniciativa con otros contenidos. La creación del mapa conceptual también les proporciona una actividad que les servirá como herramienta para su futuro académico.

Esta actividad se compone en 3 fases que suelen durar dos sesiones en total, sobre todo para poder profundizar en la realización del esquema:

Preparación del juego

 

Esta fase sirve para repasar o bien introducir los conceptos y el vocabulario. Si tienes la rayuela ya pintada en el patio, los alumnos únicamente tendrán que rellenarlo con los contenidos utilizando tizas. Si no dispones de la rayuela previamente pintadas, entonces los alumnos (o el profesor) tendrán que dibujar primero el esquema para luego rellenarlo con el contenido. Pueden ver en las imágenes que yo cuento con dos rayuelas en paralelo para que los alumnos hagan carreras, añadiendo un componente competitivo.

Los contenidos que tienen que dibujar son los siguientes y en este orden:

semilla, raíz, tallo, hojas (x2), flor, pistilo / estambre, fruto, reproducción.

Para este juego utilizo una rayuela más tradicional, hecha con cuadrados, a diferencia de algún otro esquema que está pintado con otras formas geométricas. Se puede ver el juego preparado en las imágenes arriba.

¡A jugar!

Esta es la fase de la actividad que motiva a los alumnos y convierte su aprendizaje en una experiencia divertida e inolvidable. Se trata de que los niños jueguen a la rayuela, saltando y cantando mientras utilizan y absorben el contenido. Como pueden ver en las imágenes, hay dos rayuelas en paralelo, para que la clase se divida en 2 grupos y así compiten entre ellos. Tienen que completar el recorrido desde el inicio, nombrando cada parte de la planta que crece según la fase de su ciclo vital. No pueden avanzar de casilla hasta que vocalicen el contenido representado en la casilla a la que vayan a saltar. Siempre hago un recorrido yo, mientras los alumnos recitan el contenido, como calentamiento.

Sinceramente, al comienzo de cada curso escolar, espero con muchas ganas el momento de realizar este mini-proyecto, ya que las caras de felicidad en mis alumnos es algo realmente gratificante. De hecho, cuando hacemos reflexiones del año en junio, la mayoría de mis alumnos se acuerdan de esta actividad y de lo bien que se lo han pasado.

 

Representación gráfica

Lo único que queda por hacer es registrar esta actividad por escrito en algún lugar. En ocasiones he tenido a los alumnos transcribirlo en sus cuadernos y en otras simplemente en un folio en blanco. Cualquier opción es válida, dependiendo de si trabajan por portafolios, cuadernos o lo que sea. Lo importante es que los alumnos plasmen su experiencia por escrito así haciendo un poco más profundo el surco de esta experiencia en su memoria.

 

La parte de la tarea que consiste en dibujar el esquema del juego puede resultar un poco difícil para algunos alumnos, pero es muy buena práctica para su capacidad espacio-visual. Los ejemplos que ven son de alumnos de segundo de primaria, 6 y 7 años de edad. Pueden ver en la primera imagen una estrategia que comparto con los alumnos para llevar a cabo el esquema. Les digo que doblen su hoja por la mitad, para así tener una línea de referencia a lo largo de la hoja mientras trabajan. Aun así, es importante como profesor aceptar cualquier intento de los alumnos y trasmitir que su trabajo está bien hecho.

Aspectos Neurodidácticos

  • El movimiento de saltar en la realización del juego libera dopamina y potencia el aprendizaje.
  • La actividad, siendo un juego, permite un contexto de aprendizaje en el que los cerebros de los alumnos persiguen retos, recompensas y el afán de superación.
  • El planteamiento lúdico de la actividad convierte a los alumnos en protagonistas de su aprendizaje.
  • El componente competitivo de las rayuelas en paralelo, planteado así como carreras, fomenta el desarrollo del control inhibitorio en cuanto a las emociones además de la tolerancia a la frustración.
  • La naturaleza transversal de las actividades, sobre todo la fusión del movimiento y la expresión oral al saltar la rayuela, proporciona una actividad rica en estímulos que genera una mayor activación neuronal por todo el cerebro.
  • Teniendo que recitar las fases del ciclo vital de las plantas mientras saltan por la rayuela requiere de la memoria operativa de los alumnos, así potenciando este proceso cognitivo durante el juego.
  • La modificación del propio tablero de la rayuela con otras formas geométricas y añadiendo diferentes dibujos a las casillas, sirve a los alumnos como ejemplo de creatividad. De esta manera abren sus mentes a otras posibilidades con juegos ya conocidos, potenciando así la flexibilidad cognitiva.
  • El hecho de estar al aire libre y en contacto con la naturaleza aumenta los procesos atencionales durante la realización de los juegos.
  • Los juegos planteados involucran la capacidad visuoespacial al moverse dentro de un tablero gigante con diferentes puntos de referencia. Al realizar un esquema del tablero del juego en un folio, los alumnos trabajan de nuevo esta capacidad.

Michael Thomas Bennett

Enero – 2016

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s